2.9.07

A los frutillómanos

Esos frutos que Uds. llaman tiernos y sinceros, son en realidad criaturas abominables y crueles. Uds no saben lo que son capaces de provocar. Su poder dañino excede cualquier gesto aparentemente amable de parte ellos. Son tan hábiles en su tarea de hacer el mal, que tienen convencido a todo el planeta (y en especial a las embarazadas que vuelcan su inocente antojo hacia estos seres) de que su único interes es hacer felices a las personas, cuando en realidad ¡¡¡NO LO ES!!!! La crema, el yogur y el ron constituyen disfraces para lograr involucrarse entre la población y llevar a cabo su misión invasora.
Afortunadamente, fui una de las pocas "elegidas" a las que se les dio a conocer el llamado "Secreto Rojo".
Lamento con profunda congoja comunicarlo de esta forma y decepcionarlos. Creo que esto es sólo comparable al descubrimiento de la identidad de Papa Noel.

3 comentarios:

Sebastian "Zaiper" Barrasa dijo...

O sea que cuando nos pusimos a juntar frutillas silvestres a la vera de los caminos en la patagonia, en realidad estabamos caminando como zombis hipnotizados por estos seres?

No me vas a salir ahora conque Crispín y Supercrispín son la misma persona no?

Anónimo dijo...

Ahora que lo decís, creo haberme encontrado con un ser abominable en la Isenbeck del viernes también. Hay que estar atentas!

Crispín dijo...

¡Este post se hizo rogar mucho! Pero finalmente te animaste. Muy bueno, pero eso no va a impedir que siga comiendo frutillas.